Historia de Vida Proyecto Casa de la Amistad

Ella tiene tan solo 18 años y  es la  mayor  de  2  hermanas,  una  de  16  y  la  otra  de  8 años; las tres viven solas hace  5  años  en  un pequeño cuarto  que  les  dio  su  abuela materna cuando  su  mamá ingreso a la cárcel.   Ella  nunca juzgo ni cuestionó a su mamá por su encarcelamiento;  y aunque cada minuto desde que su mamá entró a la cárcel ha vivido momentos muy dolorosos y difíciles…. ella aprendió que no debe juzgar a nadie y con mucho amor en su corazón decidió continuar cada día siendo como una mamá para sus hermanitas cuidándolas y protegiéndolas y sobre todo tratando de mantenerse juntas.

Su  vida  diaria transcurre de  su casa al  colegio y del  colegio  al proyecto de Casita de la Amistad, y de la Casita  a  la  cárcel, esa  es su  rutina  diaria…..y los fines de semana entra  al  penal para trabajar como “taxi” (taxi  es  un  término  que  usan  dentro  los  penales  para las  personas  que  hacen  compras o  mandados para  internos  del  penal), de  ese  trabajo recibe  un  dinerito que  no  es  mucho  pero  que le ayuda para mantener a sus hermanitas.  Respecto a su Papá, no pueden contar con él, por que las abandono…..

En el proyecto de Casa de la Amistad, se capacito en  manualidades, fabrica muñecos  y adornos  en  goma  eva  para  cumpleaños y días  especiales, los mismo que los  vende  para  generar  otros  ingresos y así poder  apoyar  a  su  mama.   Recientemente se ha graduado en Diseño Gráfico, con una beca que recibió de la Alcaldía.

En el proyecto de Casa de la Amistad se capacitó en  manualidades y ahora fabrica muñecos  y adornos  para días  especiales y los vende  para  generar  otros  ingresos.   Recientemente se ha graduado en Diseño Gráfico, con una beca que recibió de la Alcaldía.

Algo también sorprendente en ella es que a sus 15 años comenzó a encargarse del seguimiento legal del caso de su mamá y vive con la esperanza de lograr su libertad y volver a vivir juntas.

Ella se siente feliz de haber llegado a la Casita de la Amistad porque ahí encontró apoyo y conoció el amor infinito de Dios; y ahora lucha día a día con la esperanza puesta en que Dios tiene un gran plan para su vida y la de su familia.

Así como ella hay muchos niños que están sedientos de amor verdadero que solo pueden encontrar en nuestro Señor, gracias a todos los que son parte de este proyecto, porque sin su apoyo estos niños, niñas y adolescentes no tendrían la oportunidad de hallar un refugio en medio de la tormenta.

Tu oportunidad de ayudar es de diversas maneras: orando, ofrendando o siendo voluntario. Dios los bendiga!!